"¬ŅSe√Īor, a qui√©n iremos?. T√ļ tienes palabras de vida eterna." Jn 6, 68



!SUSCRIBIRSE!

Registra su correo (sin cargo)


Confirme su correo

















 

Miércoles de la sexta semana de Pascua
Leer el comentario del Evangelio por
San Gregorio Nacianceno (330-390), obispo y doctor de la Iglesia
Discurso 31, 25-27; PG 36, 159

¬ęCuando venga √Čl, el Esp√≠ritu de la verdad, os guiar√° hacia la verdad plena¬Ľ

      A lo largo de los siglos, dos grandes revoluciones han conmovido la tierra; los llamados dos Testamentos: uno ha hecho pasar a los hombres de la idolatr√≠a a la Ley; el otro, de la Ley al Evangelio. Un tercer cambio se prevee: aquel que, de aqu√≠ abajo, nos llevar√° a lo alto donde no hay movimiento ni agitaci√≥n. Ahora bien, estos dos Testamentos tienen el mismo car√°cter...: no lo han transformado todo r√°pidamente desde el primer impulso de su creaci√≥n...para no hacer las cosas con violencia sino con persuasi√≥n. Porque aquello que es impuesto por la fuerza, no es perdurable.

      El Antiguo Testamento ha manifestado claramente al Padre, oscuramente al Hijo. El Nuevo Testamento ha revelado al Hijo e insinuado la divinidad del Esp√≠ritu. Hoy el Esp√≠ritu vive entre nosotros, y se hace ver con claridad. Hubiera sido peligroso dar a conocer abiertamente al Hijo cuando la divinidad del Padre no era reconocida, y, cuando la divinidad del Hijo no era admitida, imponer...la del Esp√≠ritu Santo. Se podr√≠a temer que, como los responsables de demasiada comida o como los que miran el sol con los ojos todav√≠a d√©biles, los creyentes pueden perder la fuerza que ten√≠an para soportar. El esplendor de la Trinidad debe, entonces, iluminar progresivamente o como dice David, ¬ępoco a poco¬Ľ(Sal 83,6) y por una progresi√≥n de gloria en gloria ...

      Todav√≠a quiero hacer esta consideraci√≥n: El Salvador sab√≠a que ciertas cosas sus disc√≠pulos no las pod√≠an llevar por ahora, a pesar de la ense√Īanza que hab√≠an recibido. Por la raz√≥n que he dicho m√°s arriba, manten√≠a cosas ocultas. Y √Čl les repet√≠a que el Esp√≠ritu, despu√©s de su venida, se lo ense√Īar√≠a todo.



 
©Evangelizo.org 2001-2018