"¬ŅSe√Īor, a qui√©n iremos?. T√ļ tienes palabras de vida eterna." Jn 6, 68



!SUSCRIBIRSE!

Registra su correo (sin cargo)


Confirme su correo

















 

Domingo de Pascua de la Resurrecci√≥n del Se√Īor
Leer el comentario del Evangelio por
Homilía atribuida a San Juan Crisóstomo (c. 345-407), presbítero en Antioquia, obispo de Constantinopla, doctor de la Iglesia
Liturgia ortodoxa de Pascua

‚ÄúEntra en el gozo de tu Se√Īor‚ÄĚ (Mt 25,23)

      ¬°Que todo hombre piadoso y amigo de Dios se goce en esta bella y luminosa fiesta de Pascua! ¬°Que todo fiel servidor entre con alegr√≠a en el gozo de su Se√Īor! (Mt 25,23). El que ha soportado el peso del ayuno, que venga ahora a recibir su recompensa. El que ha trabajado desde la hora primera, que reciba hoy el justo salario (Mt 20,1s). El que ha venido despu√©s de la hora tercera, que celebre esta fiesta en acci√≥n de gracias. El que ha llegado despu√©s de la hora sexta, que no tema, no ser√° abandonado. Si alguno no ha llegado hasta la hora novena, que se acerque sin dudar. Si todav√≠a hay alguno que se ha rezagado hasta la hora und√©cima, que no se averg√ľence de su tibieza, porque el Maestro es generoso y recibe al √ļltimo igual que al primero‚Ķ, tiene misericordia de aqu√©l, y colma a √©ste. A uno le da, al otro lo favorece‚Ķ

      As√≠ pues, ¬°entrad todos en el gozo de vuestro Amo! Primeros y √ļltimos‚Ķ, ricos y pobres‚Ķ, vigilantes y holgazanes‚Ķ, los que hab√©is ayunado y los que no lo hab√©is hecho, alegraos todos hoy. El fest√≠n est√° a punto, venid, pues, todos (Mt 22,4). El ternero cebado est√° servido, que nadie se marche hambriento. Gozad todos del banquete de la fe, venid a sacar el tesoro del pozo de la misericordia. Que nadie deplore su pobreza, porque el Reino ha llegado para todos; que nadie se lamente de sus faltas, porque el perd√≥n ha brotado del sepulcro; que nadie tema la muerte, porque la muerte del Se√Īor nos ha librado de ella. Ha destruido la muerte Aqu√©l que la muerte le hab√≠a apresado, ha despojado al infierno, Aqu√©l que ha descendido a los infiernos‚Ķ

      Ya Isa√≠as lo hab√≠a predicho diciendo: ‚ÄúEl infierno se constern√≥ al encontrarte‚ÄĚ (14,9). El infierno se ha llenado de amargura‚Ķ, porque ha¬†¬†sido abatido; humillado, porque ha sido condenado a muerte; hundido, porque ha sido aniquilado. Quiso arrebatar un cuerpo y se encontr√≥ delante de Dios; cogi√≥ lo que era terrestre y se encontr√≥ con cielo; tom√≥ lo que era visible, y cay√≥ a causa del Invisible. ‚Äú¬ŅD√≥nde est√°, muerte, tu victoria? ¬ŅD√≥nde est√°, muerte, tu aguij√≥n?‚ÄĚ (1C 15,55). ¬°Cristo ha resucitado y t√ļ has sido derribada! ¬°Cristo ha resucitado y los demonios han ca√≠do! ¬ŅCristo ha resucitado y los √°ngeles se gozan! ¬°Cristo ha resucitado y he aqu√≠ que reina la vida! ¬°Cristo ha resucitado y ya no hay m√°s muertos en las tumbas, porque Cristo, resucitado de entre los muertos, es la primicia de los que se durmieron. A √Čl la gloria y el poder por los siglos de los siglos! Am√©n.



 
©Evangelizo.org 2001-2017